Saltear al contenido principal

La mayoría de afiliados/as reprueba el desempeño de DASPU en la emergencia sanitaria

El dato surge de una consulta a 659 docentes de la UNC realizada por ADIUC, sobre la evaluación de los servicios brindados por la obra social durante el periodo de ASPO. Para la mayoría de las y los consultados, DASPU brindó un servicio deficiente en todas las dimensiones relevadas.

La consulta fue organizada por ADIUC ante la gran cantidad de reclamos sobre la atención de nuestra obra social durante el periodo de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio. Esta acción se suma a la conformación de la Mesa de trabajo para dar seguimiento al funcionamiento de la DASPU en el contexto de pandemia, así como a la presentación de una carta documento a las autoridades y a la presentación de un informe ante el H. Consejo Superior de la UNC.

Como sindicato, venimos advirtiendo de la situación y exigiendo respuestas tanto a las autoridades de la obra social como a las y los representantes del gobierno universitario. Los datos arrojados por esta consulta confirman la necesidad de un cambio urgente en el modo en que DASPU está dando respuesta a las distintas demandas y necesidades de sus afiliados en el contexto de emergencia sanitaria.

Un abandono esencial

Según datos de la encuesta, la mayoría de los docentes universitarios utiliza principalmente los servicios de las sedes de DASPU, y un número importante requiere de manera permanente de los servicios de farmacia que brinda la sede en ciudad universitaria. Sin embargo DASPU no estuvo a la altura de las expectativas de los docentes: ni para dar respuesta a las necesidades concretas a través de medidas de emergencia supletorias, ni para informar y asesorar a los afiliados en torno a las alternativas, generando así una situación de malestar y desamparo entre quienes necesitaron de los servicios.

Aunque la salud es uno de los servicios considerados esenciales por la normativa nacional, un número importante de afiliados debió resolver sus necesidades “como pudo”. Muchos de ellos debieron optar por acudir a prestadores externos y al hacerlo sin haber obtenido la información mínima necesaria, debieron peregrinar por distintas instituciones o guiarse con ayuda de sus pares, preguntar costos, cotejarlos y finalmente decidir a dónde acudir.

Repasamos los datos más relevantes de la consulta:

Se indagaron cuatro dimensiones básicas: comunicación, información, accesibilidad y calidad de servicio y respondieron a la consulta 659 docentes.

Calidad de servicio

Los principales problemas de acceso con que se encontraron las y los afiliados fueron que no se estaba brindado el servicio (54%) y, que no lograban comunicarse con DASPU (45%). Luego, 36% señaló que no estaban abiertas las sedes en el momento en que se demandó el/los servicios y, el 28% manifestó que no le informaron adecuadamente.

En lo que concierne a la calidad del servicio brindado, prevalece un nivel de satisfacción bajo (68%).

El 55% de los docentes manifestó que tuvo que acudir “siempre” o “casi siempre” a los servicios de prestadores externos por haber tenido inconvenientes para acceder los servicios de las sedes. Al respecto, predominaron los encuestados que consideraron altos los costos extras que tuvo que abonar al recurrir a dichos prestadores (59%).

Accesibilidad de los servicios de las sedes de Daspu

El 88% necesitó utilizar los servicios de las sedes de DASPU. A su vez, el 68% mostró haber tenido un nivel de dificultad de acceso alto a esos servicios (“siempre” o “casi siempre” tuvo dificultad de acceso).

En relación a la cobertura de los servicios que necesitaron, predominó un nivel bajo de obtención del servicio: el 48% declaró “nunca” o “casi nunca” haber logrado obtener el servicio.

El 50% de la muestra demandó principalmente entre 1 y 2 servicios y el 49% tuvo dificultad de acceso en 1 o 2 servicios. Los más requeridos fueron, en primer lugar la farmacia (65%), en segundo lugar el servicio de médico/a especialista (51%), luego, odontología (36%), médico/a clínico (31%), vacunatorio (25%) y laboratorio (24%).

Los servicios con los que principalmente indicaron haber tenido problemas para acceder fueron: la farmacia (46%), médico/a especialista (38%), odontología (38%), médico/a clínico (20%), vacunatorio (17%), laboratorio (11%), diagnóstico por imágenes (10%).

En cuanto al grado de dificultad de acceso de cada servicio, se observó que de 14 servicios brindados usualmente por las sedes de Daspu, en 11 servicios existió un grado de dificultad de acceso mayor al 50%.

Los servicios que muestran mayor grado de dificultad fueron (en orden jerárquico): Administración (100%), odontología (89%), diagnóstico por imágenes (72%), kinesiología/fisioterapia (69%), salud mental (65%), afiliaciones (64%), médico/a especialista (63%), farmacia (60%) y discapacidad (60%).

Comunicación e información Respecto a la comunicación, los encuestados intentaron comunicarse principalmente por teléfono durante este periodo (72% de los casos), identificándose una frecuencia alta de dificultad al momento de hacer cualquier tipo de consulta: el 45% manifestó que casi nunca o nunca pudo comunicarse.

Con relación a la satisfacción con las comunicaciones que mantuvieron con la obra social se observó mayoritariamente un nivel bajo de satisfacción: 63% dijo estar “poco satisfecho” o “nada satisfecho”

Acerca de la información brindada por la obra social sobre las modificaciones en los modos de atención debido al ASPO, el 78% de los encuestados consideró no haber sido informado por Daspu.

Desde ADIUC creemos que los graves deficiencias de atención de DASPU deben corregirse de manera urgente. Es imprescindible que la actual gestión escuche la voz de las y los afiliados y asuma la necesidad de corregir los errores a partir de un diagnóstico adecuado y veraz. Los resultados de esta consulta son una herramienta central para el diseño de propuestas que permitan recuperar la obra social que las y los afiliados merecen y necesitan.

Volver arriba
Open chat