Saltear al contenido principal

Covid -19: Mesa de trabajo para dar seguimiento al funcionamiento de la DASPU

Convocada por ADIUC, esta semana se realizó una reunión – vía teleconferencia – de la que participaron Javier Blanco, María Teresa Bosio y Facundo García (autoridades del sindicato docente), Mario Oyola y José Mántaras (vocales por el claustro docente en el Consejo de Daspu), María José Quiroga y Beatriz Amman (miembros de la comisión de trabajadores docentes jubilados de la UNC) y Ana López (médica, docente). Se acordó allí la constitución de una mesa de trabajo que dé seguimiento a la situación de la obra social universitaria, atendiendo en forma prioritaria problemas y deficiencias en las prestaciones durante la pandemia.

Las dificultades y problemas de distinto tipo que arrastra desde hace tiempo la obra social universitaria, agravados por las políticas de ajuste, la disparada del tipo de cambio, la inflación y la caída de los salarios de los últimos años, se expresan con fuerza renovada en el marco de la emergencia sanitaria, y la crisis que estamos enfrentando en todos los órdenes. En este marco, atentos a que hay situaciones que no pueden esperar, impulsamos la creación de una mesa de trabajo para darles mayor visibilidad, formular demandas y presentar propuestas a las autoridades y a quienes ocupan puestos de gestión. 

En este primer encuentro trabajamos sobre las evidentes dificultades para completar el programa de vacunación contra gripe y neumonía en grupos de riesgo. El tema fue expuesto con claridad en la Carta al presidente de DASPU presentada por la Comisión de Jubilados/as de la UNC, donde se informa que hay un gran número de docentes jubilados/as que “siguen esperando que Daspu los visite en sus domicilios para recibir la vacunación”.

Otro de los puntos que requiere una respuesta inmediata es la notoria deficiencia en el servicio de atención telefónica que ofrece la obra social. En particular los números indicados para informarse sobre el programa de vacunación, realizar distintos trámites, y también para poder concretar una consulta médica por esa vía. Estamos hablando de un servicio que resulta indispensable en medio del aislamiento.

ADIUC ofrece su equipo de comunicación para colaborar en la difusión de acciones muy necesarias en este momento y que -a nuestro entender- no están siendo comunicadas en forma adecuada. Para comenzar, acordamos trabajar sobre dos prioridades: el consultorio específico para febriles habilitado en la sede Cofico, y el sistema de consultas telefónicas con turno para médicos que integran el plantel de prestadores internos. Estos profesionales tienen acceso a la historia clínica de las y los afiliados y pueden asegurar un correcto tratamiento a distancia.

Hoy más que nunca necesitamos sostener espacios de debate y construcción de acuerdos que nos permitan sobrellevar la crisis. Ratificamos nuestro compromiso con la defensa de una obra social fuerte, solidaria y transparente. La participación de cada afiliado/a es fundamental para fortalecer nuestra representación. En este sentido, convocamos a sumarse y ser parte de este espacio de trabajo entre docentes, delegados/as, vocales electos y ADIUC.

Volver arriba