Saltear al contenido principal

Conadu aprobó la revisión salarial de diciembre

El plenario de Secretarios Generales de Conadu, convocado por una conducción carente de legitimidad, aprobó este sábado la propuesta del Ejecutivo en el marco de la revisión salarial de diciembre contemplada en el acuerdo paritario vigente. La oferta suma un 3% en febrero, llevando nuestro salario real a niveles apenas superiores a los de febrero de 2021. Además, incluye un bono de $2.500 por persona y por única vez a cobrarse junto con el medio aguinaldo de diciembre. Compartimos aquí el documento elaborado por el Observatorio de Salario y Presupuesto de ADIUC y el comunicado de la Corriente 16 de abril, que integramos la mitad de las organizaciones de base de Conadu, hecho público con antelación a la aprobación del acuerdo.

La revisión periódica debe garantizar salarios por encima de la inflación

A pocos días de finalizar el año, con escaso margen para la discusión y la negociación, las Federaciones docentes recibieron una propuesta por parte de la SPU para ajustar los valores acordados en la paritaria 2021 ante el avance de la inflación, en el marco de la revisión contemplada en el acuerdo paritario.

La oferta suma un 3% adicional en el mes de febrero a los incrementos ya acordados en la paritaria de este año, lo que deja al poder adquisitivo de nuestros salarios en valores cercanos o levemente superiores a los de febrero 2021 (en comparación interanual y tomando las perspectivas inflacionarias más altas). Además, incluye un bono de $2500 por persona y por única vez a cobrarse junto con el medio aguinaldo de diciembre.

Desde la Corriente 16 de abril entendemos que esta revisión era por demás necesaria en virtud de un cuadro inflacionario innegable que continúa perjudicando nuestros salarios. Aunque sabemos que para muches esta propuesta puede ser aceptable por distintas razones, desde la Corriente sostenemos que la oferta debe ser mejorada para que impacte de modo significativo en los bolsillos de las y los trabajadores docentes.

Tambien debemos señalar, una vez más, que las sumas no remunerativas y no bonificables pueden ser paliativos para situaciones excepcionales, pero no son la respuesta a la legítima demanda por una recomposición de nuestros salarios luego de más de cinco años de caída. La extensión de los plazos, que dilata la necesaria actualización en un contexto inflacionario que no da tregua, es otro factor que debe ser atendido.

Como Corriente 16 de abril queremos contribuir al debate y ponemos a disposición los análisis sobre el poder adquisitivo que usamos para elaborar nuestra posición y nuestra política gremial (descargar documento).

Finalmente, debemos señalar que  los sindicatos de la Corriente definieron no participar del Plenario convocado para este sábado 11 de diciembre, por quienes intentan conducir la Federación. Se trata de una convocatoria realizada por una Mesa Ejecutiva carente de legitimidad, dado que el proceso electoral se encuentra impugnado ante el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación en un trámite actualmente en curso y pendiente de resolución.

Volver arriba
Open chat