Saltear al contenido principal

Revisión salarial de diciembre: por un salario que le gane a la inflación

Desde ADIUC compartimos el posicionamiento de la Corriente 16 de abril (espacio conformado por la mitad de los gremios de base de CONADU) frente a la revisión salarial que debe iniciarse en diciembre. Esta apertura forma parte del acuerdo paritario vigente y tiene por objetivo asegurar que los salarios docentes no vuelvan a perder poder adquisitivo frente a la inflación.

La 16 de abril ante una nueva revisión paritaria

En el mes de diciembre debe abrirse una nueva instancia de revisión de nuestra paritaria salarial. Al mes de octubre la inflación interanual asciende a 52% y todo indica que con esa cifra cerraremos el año 2021. Los aumentos salariales acordados en la paritaria de este año suman un 47%, fraccionado en cuotas desde abril 2021 hasta febrero 2022 (restan por cobrar 7% en diciembre, 4% en enero y 5% en febrero). Es decir que hasta ahora recibimos solamente un 31%. Incluso si tomamos en cuenta los aumentos recibidos durante el año calendario de enero a diciembre, en ningún caso llegamos al 52%. Es por ello que resulta indispensable que el gobierno nacional utilice esta revisión para cumplir con la promesa de que este año los salarios le ganarán a la inflación. Para ello necesitamos un aumento de al menos un 10% adicional sobre lo ya acordado.

Con una actividad económica en recuperación, es hora de encarar el camino de la redistribución. Para las y los docentes universitarios implica acordar de forma urgente un programa para recuperar  el 18% que hemos perdido de nuestro poder adquisitivo, si comparamos con el poder de compra que teníamos en octubre de 2019, y el 25% que perdimos durante el macrismo.

A nadie se le escapa que la cantidad de cuotas ha sido uno de los grandes problemas de este acuerdo paritario que se concretó en el mes de mayo, que debió revisarse nuevamente en agosto/septiembre, y ahora nuevamente a fin de año. Lo hemos dicho pero vale la pena repetirlo: la conducción de la Federación, alejada de la realidad de los y las docentes, vaciada de un sentido que vaya más allá de su perpetuación, es responsable de esta situación. La 16 de abril seguirá expresando las demandas genuinas de las y los docentes hasta lograr construir una Federación representativa para que las demandas de la docencia universitaria sean escuchadas.

Volver arriba
Open chat