Saltear al contenido principal

Poné tu firma por daspu

Nos comprometamos en defensa de nuestra obra social

Dada la situación de pandemia por la que venimos atravesando desde hace varios meses y los sucesivos reclamos a las autoridades de la Daspu, queremos exhortar a todos/as los afiliados/as a comprometerse en defensa de nuestra obra social, que no significa otra cosa que luchar por la salud de todos/as.

Desde la Mesa de Trabajo para el seguimiento de las prestaciones de Daspu (integrada por Adiuc, los consejeros Mario Oyola y José Mántaras y el Equipo de Trabajo de Jubilados/as) recibimos innumerables quejas por la ausencia de prestaciones básicas y nos dirigimos en reiteradas oportunidades a las autoridades para que solucionen distintos problemas que impiden el acceso a una atención de la salud oportuna, accesible y de calidad. Sin embargo, no sólo no han respondido a esos reclamos sino que han ratificado el rumbo de su gestión: disminución de la atención presencial en los consultorios propios, sistemas de telemedicina escasos, deficiente campaña de vacunación antigripal, insuficiente atención telefónica, falta de respuesta a las quejas o consultas de los afiliados, aglomeraciones y largas esperas en las farmacias. Estas y otras situaciones –algunas de las cuales se fueron corrigiendo lentamente luego de la presión de cartas documento, notas y presentaciones en el Consejo Superior por parte de Adiuc y el Equipo de Jubilados/as– fueron creando un profundo malestar entre los afiliados y afiliadas, muchos de los cuales percibieron que su obra social los y las desamparaba.

Gracias al impulso y compromiso de un equipo de profesionales propios de nuestra obra social, se instaló un Centro de Atención Dengue y Covid-19 en la sede Cofico. Sorpresivamente, nos enteramos recientemente de la renuncia que el responsable de ese centro, Dr. Hugo Roland, presentó ante las autoridades de Daspu. La decisión del profesional es una consecuencia directa de la falta de acciones oportunas y adecuadas por parte de Luis Hernándo y Hugo Pizzi, Presidente y Secretario de Salud respectivamente. El personal que se desempeña en Cofico lo está haciendo bajo la forma de contratos precarios, por los que cobran exiguos salarios. Las autoridades han desatendido, además, los requerimientos de elementos de bioseguridad indispensables para el desarrollo de sus tareas, entre otros problemas.

El alejamiento de un profesional de la valía del Dr. Hugo Roland del centro de Cofico, el consiguiente desmantelamiento del equipo que él constituyó, es una situación que los afiliados a Daspu no debemos tolerar. Si esto ocurriera, miles de familias de afiliados y afiliadas se encontrarán en la más absoluta desprotección en el momento más grave de la pandemia.

Poné tu firma y sumate al reclamo por una obra social solidaria y comprometida con la salud de sus afiliados y afiliadas. Esta nota con tu firma será enviada a las máximas autoridades de la Universidad Nacional de Córdoba, al Honorable Consejo Superior y a las autoridades de Daspu.

Volver arriba
Open chat