Saltear al contenido principal

Denunciamos el avance represivo sobre las instituciones educativas

Desde ADIUC repudiamos el ingreso de la gendarmería en la Universidad Nacional de Rosario. El ingreso se produjo mientras se realizaba un acto a dos meses de la desaparición de Santiago Maldonado.

Hechos como éste ya sucedieron en Instituciones Educativas como son el caso de la Universidad Nacional de Jujuy, en abril de este año, y en agosto otros dos casos: en el colegio “Mariano Acosta” de la Ciudad de Buenos Aires y en la Escuela Media Nº 6 “Juana Azurduy” de Moreno.
En este marco, el Consejo Superior de nuestra Universidad Nacional de Córdoba emitió días atrás una cuestionable declaración que objetaba e intentaba deslegitimar la participación de un sindicato docente de nivel nacional en la promoción del debate en las escuelas sobre la desaparición forzada de Santiago Maldonado. Mientras tanto en el día de hoy, varios patrulleros de la Policía de Córdoba intentaron amedrentar a los participantes en la convocatoria de la Asamblea de Trabajadorxs de la Ciencia, que reclamaban pacíficamente frente al Comedor Universitario por el cumplimiento de los acuerdos firmados con el MinCyT.

No creemos en las casualidades. Existe una evidente continuidad entre todos estos hechos, amparados en un nuevo “clima de época” que pretenden instalar ciertos sectores de poder. Un clima de tolerancia hacia la represión de la protesta, de violencia institucional creciente, de recortes a las libertades más elementales.
Frente a estas evidencias, los y las docentes nucleados en ADIUC exigimos el cese de los atropellos por parte de la fuerza pública contra nuestras comunidades educativas. Los y las educadores/as de las instituciones del sistema de educación pública tenemos no sólo el derecho sino también el deber ético y político de brindar información, promover la discusión sobre temas de interés público y educar bajo el paradigma de los derechos humanos.

Exigimos al Gobierno Nacional y a las autoridades de las instituciones del sistema de educación pública que terminen inmediatamente con este accionar represivo y garanticen las libertad de expresión para todxs los habitantes de nuestro país.

Volver arriba
Open chat