Con una participación creciente de afiliados y afiliadas, en el día de ayer -viernes 31 de agosto- se desarrolló una nueva asamblea extraordinaria de ADIUC para analizar la marcha de la negociación salarial, debatir acerca del escenario político y acordar la continuidad del plan de lucha por el salario y la universidad pública.


 Cada vez más lejos de un acuerdo en la mesa de negociación salarial, la discusión es ya esencialmente política. El conflicto universitario se ha vuelto un conflicto de toda la sociedad, se ha instalado como la defensa de lo público, de lo productivo, de lo inclusivo, frente al arrebato neoliberal. 

Este gobierno no actúa ya como un gobierno de nuestra nación sino casi como una fuerza de ocupación, para quien el futuro no está acá y cuya única tarea es llevarse todo lo que pueda con el menor costo posible. Solo desde nuestros espacios, construyendo una mirada común sobre otro país posible, sobre un futuro diferente podemos detener este plan de saqueo, al menos hacerlo visible.

Nos toca asumir que hoy la defensa de la Universidad Pública es mucho más que la defensa de la Universidad Pública: es la defensa de nuestra nación que está bajo amenaza por parte de los buitres del capitalismo financiero. Nuestra responsabilidad en este escenario es sostener nuestro reclamo, avanzando en articulaciones con la mayor cantidad de organizaciones sociales, sindicales y políticas, y llevar la Universidad hacia afuera, pero también seguir construyendo unidad en la lucha hacia adentro. Es gracias a la convicción y la coherencia de nuestras acciones en favor de la unidad en la lucha y de la masificación del conflicto que hemos logrado la movilización y compromiso social que estamos viviendo estas semanas.

Las resoluciones de la asamblea de afiliados/as fueron:

- Respecto de la continuidad de las medidas de fuerza en la UNC se presentaron dos mociones: continuar con paros rotativos y escalonados hasta el paro nacional del 24 y 25 de septiembre, y continuar con paro con actividades durante toda la semana próxima. Por mayoría se acordó continuar con paro con actividades desde el lunes 3 al viernes 7 de septiembre

- Convocar a la Junta Ejecutiva y Cuerpo de delegados el día martes para evaluar la oferta salarial realizada el lunes y coordinar instancias orgánicas en función del plan de lucha nacional.

- Realizar asambleas el día de la elección de delegados en las Facultades que durante esta semana tienen previsto renovar sus delegaciones.

- Formalizar instancias de articulación intergremial -con otros sindicatos del sector y con espacios orgánicos del movimiento estudiantil- para avanzar en la coordinación de las acciones. 

- Reordenar las acciones públicas de visibilización del conflicto universitario: concentrar las acciones en cinco o seis puntos estratégicos (plazas) de la ciudad, y desarrollar actividades públicas en torno a ejes de interés social, con participación de docentes-investigadores de distintas facultades, organizaciones sociales, otros sindicatos del sector, colegios profesionales, etc. 

- Elaborar un documento Diagnóstico y propuestas sobre el presupuesto universitario para el 2019. Convocar a los legisladores nacionales por Córdoba a un evento público de presentación del documento y pedido de compromiso con la defensa del presupuesto universitario. 

- Adherir al paro nacional de 36 hs. convocado por la CTA junto al resto de las centrales sindicales para el 24 y 25 de septiembre. Participar activamente en la organización de la movilización en Córdoba en ese marco. Participar en la convocatoria a los sindicatos cordobeses el próximo lunes 3 en Luz y Fuerza para coordinar acciones.

- Analizar con el equipo de legales de ADIUC las alternativas de judicialización de las demandas salariales y presupuestarias de las UUNN, articulando con otras instituciones y organismos públicos que están siendo desmanteladas como el INTA, INTI, SAAF, etc.